Director: Abundio Núñez Sánchez
 Oaxaca de Juárez, Oax. Lunes, 22 Dic 2014

El cómplice más corrupto de la Sección 22: el IEEPO

Juan Manuel López Alegría

----Segunda parte

SIN DERECHO A FIANZA.- El primer director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) del gobierno de Gabino Cué, Bernardo Vásquez Colmenares, al inicio de su encargo, criticaba a la anterior administración: que si en el IEEPO de Ulises Ruiz pagaban 60 millones de pesos a maestros de la Sección 22 que no acudían (ni acuden, se supone) a las aulas y que nada tenían que estar haciendo en la nómina de Oaxaca.

Que también pagaba a jubilados y pensionados, y que el IEEPO no debe pagar a jubilados ni a pensionados; que los maestros abandonaban su trabajo "sin autorización, pero cobran su salario íntegro".

Decía que, tan sólo en telesecundaria, hay más de cien profesores en esa condición. Pero que nada se podía hacer: "es difícil sancionar o reincorporar a los maestros desubicados, porque la Sección 22 del SNTE los respalda".

También lamentaba el "control absoluto" que la sección tenía (tiene) sobre las horas/clase vacantes, y la herencia de las plazas: "Cuando se jubila un trabajador, digamos sus 20 horas se destinan a cubrir al hijo del trabajador que se jubila, toma posesión de esas horas, pero el excedente se distribuyen con criterios que no siempre son equitativos y transparentes". Claro, con tales declaraciones, pronto "pediría su cabeza" la sección 22.

Sobre el último tema, hay que abundar. Cada año se jubila un promedio de mil 600 maestros, la mitad de esas plazas se cubren por egresados de las normales y el otro 50 la recibe los hijos de los jubilados.

Este es otro gasto, porque el gobierno tiene que destinar recursos para darles formación a estos ignorantes de la pedagogía (nos referimos a los 800 a los que les legan la plaza; porque los normalistas nos demuestran su educación cada cierto tiempo), para que puedan dar clases.

Esta (ilegal) formación de los herederos de plazas le cuesta al gobierno estatal 15 millones de pesos anuales, por lo que desde 1996, en que se aprobó dicho mecanismo, se ha capacitado a 12 mil 800 personas para que pudieran dar clases.

Para el IEEPO, la Secretaría de Educación Pública (SEP) no es importante; esta dependencia puede ordenar lo que se le antoje, pero en Oaxaca el IEEPO sólo acatará lo que le dicte la sección 22.

MÁS DE 30 MIL PROFES DE MÁS Y MÁS DEL 78 % DE PLAZAS...

Por ejemplo, en el año escolar 2009-2010, la SEP autorizó para Oaxaca sólo 55 mil 169 plazas, pero para enero el número de profesores contratados llegaba a 98 mil 70, entre "eventuales", por "contrato" y con plaza, estos últimos pertenecientes a las secciones 22 y 59 del SNTE.

Siete mil más y sería el doble de lo autorizado por la SEP. Por eso no quieren los profesores que los cuenten, porque así aparecerían todos esos maestros que, no existen pero sí cobran su cheque...

Según un informe de seguimiento a la revisión de nóminas pagadas con recursos del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB): "Con la integración de la conciliación de plazas se determinó que la entidad federativa (Oaxaca) está dividiendo horas y asigna plazas a personal docente, lo que ocasiona que esté pagando más del 78 por ciento de las plazas autorizadas", refiere el documento.

Por lo tanto, indica el escrito "para el ciclo escolar 2009-2010, cuatro de cada cinco maestros adscritos al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca CARECEN de la autorización de la Secretaría de Educación Pública para su contratación".

El reporte se entregó a la Comisión Permanente de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados federal, pero no pasó nada.

El documento del FAEB también señalaba que un buen número de maestros que "debieran estar en las aulas se encuentran 'comisionados' en tareas sindicales" y "se pudo observar que (el IEEPO) no cuenta con suficientes controles que aseguren cierto nivel de confiabilidad en la información de los maestros comisionados", es decir, el IEEPO no proporcionó o no sabía qué pasaba con esos maestros comisionados.

"MÁS DE DIEZ MIL AVIADORES EN EL IEEPO": SECCIÓN 59

Por su parte, la sección 59, estaba esperanzada que la auditoría al IEEPO, revelaría el número real de aviadores. Alma Rosa Fernández Aquino, una de las entonces dirigentes de la Sección 59, aplaudía la revisión que su sección había solicitado en varias ocasiones "ante los constantes actos de corrupción, venta de plazas y condicionamiento de documentos".

La maestra indicaba que, un profesor comisionado es el que tiene un cargo sindical, que son 30 en su sección, que en la Sección 22, hay cerca de 70, por lo que, "no debe no debe haber más de cien comisionados". Si hay más de 75 mil profesores (entre las dos secciones) entonces hay más de veinte mil comisionados.

Alma Rosa también exigía que, al final de la revisión se dieran a conocer los nombres de los comisionados para que "se pueda saber quiénes son aviadores". Esa era pura teoría. Aún se ignoran esos nombres.

Hay que señalar que los famosos comisionados son un doble costo para el IEEPO, pues se pagan dos sueldos: el del maestro comisionado y el del interino.

Por su parte, Bernardo Vásquez aseguraba que el anterior director, Abel Trejo González, sería llamado a declarar, para que informara por los más de 40 millones desviados para el pago de gente que cobraba sin trabajar.

El nuevo director no culpabilizaba a Trejo totalmente: "A lo mejor no hubo mala fe en muchos de los casos, hay que decirlo con claridad, sino hubo presión política de la Sección 22 del SNTE para cometer los pagos indebidos a personal no habilitado". Dijo a Milenio Diario, sin mencionar ninguna investigación ni promesa de sanción.

"La instrucción del gobernador Cué es llegar a fondo en las anomalías, detectar el motivo de las irregularidades, para actuar en consecuencia contra quien cobró sin devengar su salario, lo mismo con quien permitió y habilitó la realización del trámite ilegal de cobranza". Muy bonitas declaraciones. Pero eran sólo ilusión.

MILLONES Y MILLONES Y MILLONES...

En la primera parte de este trabajo señalamos que en el 2010, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) descubrió que en el IEEPO se desviaron recursos por más de 700 millones de pesos (721 millones 294 mil 644 pesos).

Con las declaraciones arriba citadas, se suponía que en el gobierno de Gabino Cué ya no pasaría eso, sin embargo, la ASF, después de revisar el año 2011 (con Bernardo Vásquez como director), detecto un probable daño o perjuicio a la Hacienda Pública Federal por 631 millones 990 mil 700 pesos del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB), aplicado en Oaxaca durante el ejercicio fiscal 2011. La ASF encontró que el IEEPO realizó, por lo menos, ¡4 mil 362 pagos indebidos!

Entre ellos un monto de 86 millones 298 mil 90 pesos con 24 centavos, más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro en la cuenta del fondo, por haber realizado el pago de bonos y compensaciones a trabajadores los cuales corresponden a convenios celebrados en minutas estatales entre el IEEPO y la Sección 22 del SNTE, conceptos que no están autorizados por SEP, y en otros conceptos, no se proporcionó la normativa para efectuar los pagos hechos a personal de apoyo y asistencia a la educación.

En el informe de la Fiscalización Superior de la ASF, dado a conocer en febrero de este año, se indica que, presuntamente, se desviaron 446 millones 770 mil 756 pesos, del fondo adeudos de ejercicios fiscales anteriores (ADEFAS) para el pago de conceptos de gastos de operación y nóminas.

Más de 24 millones no se conoce su destino y aplicación a los fines del fondo; y 39 millones 252 mil 487 pesos, "por no transferir los intereses generados por los recursos del fondo al ente ejecutor".

La auditoría señala que el IEEPO pagó casi 300 millones (299 millones 323 mil pesos) para cubrir los conceptos de desempeño profesional, compensación por apoyo a la integración educativa, ayuda de transporte, apoyo a supervisores y jefes de sector, eficiencia en el trabajo. Todo esto por convenios celebrados en minutas entre el IEEPO y la Sección 22 del SNTE, pero no están autorizados por la SEP.

TAMBIÉN PAGA A LOS PROFES POLÍTICOS

El IEEPO también pagó a los maestros que obtuvieron un cargo en un ayuntamiento o diputación. Fueron 16 millones (realizó 3 mil 296 pagos), que regaló a 116 profesores que contaron con un cargo de elección popular.

Doce millones 383 mil pesos, regaló el IEEPO por pagos indebidos a ocho trabajadores comisionados a la Sección 22 y a ocho trabajadores adscritos en un Centro de Trabajo AGS, cuando estas comisiones debieron otorgarse sin goce de sueldo.

La ASF también señaló un probable daño patrimonial a la Federación por cuatro millones 398 mil pesos, por el pago a 26 trabajadores no localizados (es decir, inexistentes) en las visitas a los centros de trabajo, así como a dos trabajadores adscritos en centros de trabajo ADG, que no realizaron funciones dedicadas al objetivo del fondo.

Se descubrió que el IEEPO pagó 12 millones como apoyos a la Sección 22 para cubrir mantenimiento de oficinas, gastos por comprobar, servicios de asesoría; desayunos, comidas y cenas; mantenimiento y reparación de vehículos asignados al sindicato; compra de chocolates, mole negro, pan; incluso para las ofrendas de Día de Muertos; obsequios para tómbola de regalos, dulces regionales y electrodomésticos.

Otros cinco millones 619 mil pesos se regaló en 985 pagos a 31 profesores que estuvieron comisionados indebidamente al sindicato con goce de sueldo.

Casi once millones (10 millones 727 mil pesos) se desviaron en mil 620 pagos a otros 62 trabajadores, docentes y administrativos, que estuvieron adscritos a un centro AGD. El IEEPO también pagó 844 mil pesos de compensación al personal de la Sección 22 del SNTE. Esta erogación no cumple con los objetivos del FAEB.

Este gobierno sí proporcionó información sobre la aplicación de los recursos, pero sólo pudieron acreditar 213 millones 25mil pesos, quedó pendiente el resto.

La ASF, como siempre, recomendó que realicen las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente, por los actos u omisiones de los servidores públicos que en su gestión no proporcionaron completa o presentaron datos incompletos de la información relativa a los indicadores educativos. Se espera lo mismo que en los casos anteriores.

Bernardo Vásquez Colmenares criticó a sus antecesores, sin embargo, cayó en lo mismo. A pesar de que sirvió al magisterio, fue desconocido como interlocutor por la Sección 22. Bernardo renunció el 1 de junio de 2012. Ocupó su lugar Alfredo de la Rosa para las negociaciones y como Encargado de Despacho del IEEPO, Manuel Antonio Iturribarría Bolaños Cacho.